En el mes de octubre, nos fuimos de excursión con el colegio a un pueblo de la Jara llamado Robledo del Mazo. En ella estuvimos acompañados por dos componentes de la asociación de ARDEIDAS, que nos guiaron y explicaron durante toda la jornada.  En un principio estaba pensado una ruta caminando pero lo cancelaron por motivos meteorológicos, así que hicimos otras visitas que también nos gustaron mucho

Robledo del Mazo es un municipio de la provincia de Toledo que incluye la pedanía de Piedraescrita entre otras y que está atravesada por el río Gévalo.

El Adjetivo “del Mazo” provenía de un artilugio de los productores de miel de la zona que habían ideado para ahuyentar a los osos que acudían al reclamo de la miel. Este consistía en un gran mazo que movido por el agua de un arroyo producía un fuerte sonido rítmico.

En la pedanía de Piedraescrita, que parece ser más antigua que Robledo del Mazo, se ubica un templo del siglo XII de estilo mudéjar.  Allí se ubica la ermita de Nuestra Señora de Piedraescrita. Un matrimonio del pueblo nos estuvo explicando las pinturas y la historia de su ermita. También nos contaron los planes de futuro. Piedraescrita cuenta con bastantes leyendas aludiendo a su fundación y su nombre.

La zona se ha convertido en los últimos años en un reclamo para los senderistas. Los habitantes de las pedanías suelen referirse a la zona como “Valle del Gévalo”

En nuestra excursión empezamos por el Museo Etnográfico de la localidad de Belvís de la Jara donde pudimos ver desde máscaras y sonajeros hasta pozos y máquinas de gaseosa. Luego ya nos dirigimos a Robledo del Mazo, en el Centro de interpretación

“El Valle del Gévalo” donde nos enseñaron mucho con imágenes preciosas, como animales y su hábitat. También como hemos dicho antes nos enseñaron la preciosa iglesia románica en Piedraescrita, donde se encuentra un fresco que se considera la pintura románica más meridional de España.

Conocimos a mucha gente que fueron muy amables, como una señora que nos regaló un montón de semillas de una hermosa planta que tenía en su jardín.

Gracias a la asociación de ARDEIDAS y a nuestro colegio, hemos pasado un día de convivencia en el campo donde aprendimos muchas cosas: las plantas más comunes de la zona, los hábitats más frecuentes, qué son las pedrizas…

Ha sido una excursión fantástica. Esperamos seguir aprendiendo y divirtiéndonos todos juntos.