Con el lema de este curso: “Tu alegría la mía”, hemos celebrado el inicio de grupos cristianos.

Comenzamos la mañana con la acogida de los chicos y con la reflexión de la mañana. A través de mandalas humanos profundizamos en la unidad que somos.

Para participar en los juegos teníamos que tener la nariz pintada de rojo como un payaso: símbolo de la alegría que este curso nos planteamos compartir. Y hemos jugado mucho: a los dardos, con tapones, con aros, con paracaídas. Además hemos hecho entre todos un mural sobre el lema, precioso.

Nos hemos divertido mucho en el photocall. Y hemos terminado celebrando la eucaristía que habíamos preparado juntos. Algunos de nuestros padres han venido a celebrar con nosotros. 

Ha sido una jornada variada y divertida. ¡Muchas gracias a todos los que la habéis hecho posible!.