El pasado día 8 de noviembre tuvo lugar la convivencia tutorial en nuestro centro celebrada en todos los cursos de la ESO. Comenzamos la mañana haciendo la reflexión en el aula. Después nuestra tutora, Itamar, nos contó lo que íbamos a hacer durante esa mañana. Estábamos muy expectantes y ansiosos por disfrutar de esa experiencia, así que bajamos al salón de actos y comenzaron las actividades.

En primer lugar, realizamos el “juego del espejo” en grupos de cuatro personas. El juego consistía en imitar los movimientos y pasos de baile que uno de los miembros del grupo hacía. Cada vez que cambiaba la canción, otro miembro del grupo debía hacer lo mismo y así sucesivamente. Después un grupo salía al centro, mientras el resto nos colocamos en círculo a su alrededor y debíamos tratar de imitar todos el movimiento marcado por ellos. Fue muy divertido a la vez que difícil, ¡pues había movimientos casi imposibles!

Para volver a la calma, hicimos una breve relajación de HARA, basada en el control de la respiración. A continuación, hicimos un ejercicio de percusión corporal relacionándolo también con la asignatura de música que nos imparte nuestra tutora y que nos ayudó a trabajar nuestra coordinación y sentido del ritmo.

Con ganas de movernos, nos pusimos en pie e Itamar nos explicó el siguiente juego: “bailar pegados. Consistía en buscar una pareja nueva cada vez que cambiara la música y bailar pegados con una parte del cuerpo (hombros, manos, espalda, pies, cabeza, etc.). Ella participaba con nosotros si alguno se quedaba sin pareja. ¡Fue realmente divertido compartir este momento con nuestros amigos y compañeros, pues algunos caminábamos como siameses, con posturas de lo más variopintas y extrañas!

Llegó el momento del recreo y recargar pilas. Después del descanso, nuestra tutora nos preguntó cómo nos habíamos sentido en los juegos e hicimos una breve puesta en común de nuestras impresiones. Después vimos la película de “Los Increíbles”. Después de verla, hicimos un pequeño videoforum comentando lo que habíamos aprendido y lo que más nos llamó la atención.

En definitiva, fue un día estupendo que siempre recordaremos con nuestros compañeros, y nos sirvió para conocernos un poco mejor todos así como compartir risas y momentos increíbles.