Hemos pasado una semana de inmersión lingüística en Naturávila; un lugar en el que lo hemos pasado genial, haciendo distintas actividades y deportes en plena naturaleza. Todas las actividades se explicaban en inglés, lo que al principio nos daba un poco de miedo, pero después nos dimos cuenta que no era tan complicado. Allí, nos juntamos con otros compañeros del colegio “La Salle Sagrado Corazón” de Madrid. Nosotros fuimos acompañados por nuestra profesora Itamar, que estuvo muy pendiente de nosotros en todo momento, junto con los monitores de Naturávila, que nos ayudaban y estaban con nosotros animándonos y cuidando que todo fuese bien.

Cada día nos levantábamos a las 9:00 de la mañana, hacíamos la cama, nos aseábamos y nos dirigíamos al comedor para tomar un exquisito y completo desayuno para comenzar con fuerza el día.

Al terminar el desayuno, a las 10:00 nos organizábamos para las actividades del día. Se hicieron dos grupos el primer día, para que; mientras que unos hacían una actividad, los otros estuvieran en otra, y así nos íbamos organizando. Hemos podido practicar multitud de juegos y actividades deportivas, tales como: golf, padel, tiro con arco, escalada, taller de cocina, juegos tradicionales, canoeing, Karts, etc. Muchos no habíamos practicado ninguno de esos deportes antes, pero hemos descubierto que a algunos se nos dan realmente bien y han despertado nuestra curiosidad y motivación.

A mediodía tomábamos el almuerzo, realmente exquisito y elaborado de manera casera todos los días, con mucho cariño y el personal era siempre muy atento y amable con nosotros. Después de las actividades de tarde, teníamos un tiempo para ducharnos y cenar. Por la noche, teníamos una breve velada con diferentes juegos muy divertidos: karaoke, reto musical, cine y discoteca.

En definitiva; hemos disfrutado un montón, hemos conocido a muchos compañeros del otro colegio, por lo que, nos llevamos un puñado de buenas amistades, bonitas experiencias y recuerdos inolvidables.