El jueves 18 de mayo a las 20:00 horas el colegio “La Salle – Joaquina Santander” celebró esa fecha tan significativa con el acto de entrega del “XX Premio de Poesía Escolar La Salle – Ciudad de Talavera 2017”.

El Jurado de esta edición estuvo formado por Dª Pilar Díaz, miembro de la Asociación La Salle de Antiguos Alumnos, Dª Gema Flores y Dª Ana Mª Moreno, profesoras del colegio, y también por el Hno. Emilio Villar, coordinador del Centro de Recursos.

Los premios recayeron en Lucía Bernal López, alumna de 5º del Colegio “Lope de Vega” 5º en la categoría de 5º y 6º curso de Educación Primaria; en la categoría de primer y segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria, se entregó por primera vez y de forma excepcional el premio “ex aequo” a la alumna de 2º de ESO del Colegio “La Salle”, Marisa Rodríguez Muñoz, y a Marta Mela Bonilla, alumna de 1º de ESO del Colegio “Compañía de María”; Cecilia Mora Muñoz, de 3º de ESO del Colegio “La Salle”, en la categoría de tercer y cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria. Por último, pero no menos importante, en la categoría de Educación Especial, el premio fue para Raquel Álvarez Bermejo, alumna del centro “Madre de la Esperanza”.

La velada poética estuvo amenizada por las narradoras Teresa Tejada, Mercedes, Teresa Froilán y Chefi, integrantes de “Ellas cuentan”, un grupo cuentacuentos con una trayectoria que casi alcanza ya la mayoría de edad, y que hicieron las delicias del público con una muestra de su repertorio, como un cuento literario en verso (“El lobo”, de Roald Dahl), un cuento popular cantado (“La pulga y el piojo”) y cuentos robados de boca a oreja de cuentacuentos que les han gustado (“Los tres amigos”), así como varios microrrelatos.

Para conmemorar esta vigésima edición del concurso, se sortearon veinte obras literarias entre los asistentes. Y, al igual que en ocasiones anteriores, todos los participantes que asistieron al acto, recibieron un obsequio como recompensa a su trabajo, animándoles a que sigan intentándolo para la edición del próximo curso, que será ya la vigésimo primera, una longevidad que nos pone al nivel de los grandes en lo que a concursos literarios, y más en concreto, poéticos, se refiere.